lunes, 5 de abril de 2010

UNIDAD DE APRENDIZAJE V
VICIOS DE LOS ACTOS JURÍDICOS: LA SIMULACIÓN
SIMULACIÓN. Concepto:
“La simulación en los actos jurídicos consiste en una declaración que representa a una voluntad total o parcialmente falsa e irreal de las partes, que se encuentra en forma ostensible en el acto, realizada con intención de engañar a terceros, y otra declaración de voluntad real destinada a mantener en reserva”

La SIMULACIÓN, en términos amplios, consiste en una declaración fingida de la voluntad.

El acto jurídico es simulado cuando la declaración expresada en el mismo no traduce la verdadera voluntad de sus otorgantes.
Ejemplo:
Vendo un inmueble de mi propiedad, pero no obstante ello el supuesto comprador me otorga un contradocumento expresando no haber pagado el precio que aparece establecido en la respectiva escritura y que yo continuo siendo el propietario de la aludida finca (Marcelino Gauto Bejarano – El Acto Jurídico)

CARACTERES
Es un acto o negocio jurídico donde se establecen relaciones jurídicas, aunque de pura apariencia, porque encubre la realidad, con la concurrencia de elementos internos y externos de la voluntad.

Existe siempre un acuerdo simulatorio entre las partes que celebraron el acto, en el sentido de acordar aparentar un acto distinto de lo verdadero o que, en verdad no existe realmente.


Es un acto o negocio jurídico donde se existen dos actos: el primero, el acto OSTENSIBLE y APARENTE, que será conocido por los terceros; y el otro acto OCULTO pero real, destinado a mantenerse en reserva (contradocumento). Art. 310 in fine.

El objeto perseguido por la simulación es ENGAÑAR a los terceros, aunque éste engaño no produzca perjuicios.

CLASIFICACION.
La simulación de clasifica en:

Absoluta y relativa;

Lícita e ilícita.

La simulación es absoluta cuando la declaración de voluntad de las partes no tiene nada de realidad. Esta figura generalmente se utiliza para defraudar a los acreedores, sea ocultando el activo mediante la transmisión simulada de bienes, sea aumentando el pasivo a fin de que los acreedores engañados no puedan ser satisfechos en sus créditos.


La simulación es relativa cuando “el acto aparente y ostensible” esconde otro acto real, o cuando el acto no tiene cláusula del todo sincera o fechas que no son verdaderas. Puede referirse a la naturaleza del acto (cuando se realiza una donación y se hace figurar que es una compra-venta); al contenido y objeto ( cuando se hace figurar un precio inferior a lo real); y a la persona ( los denominados prestanombres o testaferros).-


En la simulación ABSOLUTA: el acto no existe.

En la simulación RELATIVA: el verdadero acto se lo encubre bajo la apariencia de otro acto jurídico, cuando es “una venta”, se lo encubre como “una donación”. (Ej. ver ultima parte)

La simulación es licita, cuando no viola la ley ni perjudica a terceros.
Ejemplo: El propietario del establecimiento ganadero, por ausentarse del país por cierto tiempo, transmite dicho establecimiento a su administrador para facilitarle la tarea de la administración. (mandato disfrazado de compra-venta).

El Código Civil Paraguayo, siguiendo esta doctrina establece en su Art. 305:“La acción de simulación no es reprobada por la Ley cuando a nadie perjudica ni tiene fin ilícito”.


La simulación es ilícita, cuando perjudica derechos de terceros o viola normas imperativas.
El Código Civil Pyo. dispone en su Art. 306: “se podrá anular el acto jurídico cuando por la simulación se perjudica a un tercero o se persigue un fin ilícito. En tal caso los autores de aquella solo podrán ejercer entre si la acción para obtener la nulidad, con arreglo a lo dispuesto en este codigo sobre el enriquecimiento sin causa.

ACTOS QUE PUEDEN SOMETERSE A LA SIMULACIÓN.
Teniendo en cuenta la conducta humana en el terreno especifico de los actos jurídicos, encontramos mayor facilidad en afirmar que todos los actos son susceptibles de ser simulados y enumerar aquellos que no podrán serlo por algunas razones.
ACTOS QUE NO PODRÁN SER OBJETO DE SIMULACIÓN.
No podrán ser objeto de simulación los ACTOS DE DERECHO PUBLICO., por la intervención de autoridades administrativas, donde se realizan sin engaños y sin acuerdo de las partes para aparentar una realidad inexistente.
Por Ejemplo: No es posible simular una ley, un decreto, un reglamento, una resolución u ordenanza, etc.
ACCION DE SIMULACIÓN.
Es la que compete a:
- las partes del acto simulado; o
- a los terceros interesados
A fin de que se reconozca judicialmente la inexistencia del acto ostensible, y con ello queden desvanecidos los efectos que imputaban a dicho acto.
ACCION DE SIMULACIÓN. Prueba.
La prueba no es mas que la demostración de un hecho controvertido, por los medios que la ley establece, por lo tanto debemos recurrir a la ley para encontrar los medios “para demostrar la existencia del negocio simulado”.

Para ello es necesario distinguir la “licitud” o “ilicitud” de la simulación, si se trata de “partes” en el acto o de un “tercero”


El Art. 310 C.C. P. dispone: “la prueba de la simulación será admisible sin limitación si la demandada fuere promovida por terceros y cuando fuere destinada a invocar la ilicitud del acto simulado, aunque fuere promovida por las partes”

EL CONTRADOCUMENTO:
“Es una declaración de voluntad reveladora de una realidad oculta que se halla envuelta por un acto aparente”.

El contradocumento es la prueba literal y eficaz que muestra el vicio ínterpartes.
EFECTOS DE LA SIMULACIÓN:
El principal efecto del ejercicio de la acción de simulación es la “anulación del acto”. Es un acto anulable (de nulidad relativa) que tiene por finalidad “reintegrar el patrimonio del deudor”.

Pero el Art. 308, dispone : que cuando el titular aparente ha realizado actos de administración o enajenación a título oneroso, a “terceros de buena fe”, los efectos de la sentencia declarativa de nulidad no podrán alcanzar a aquellos actos.- (Ver ej. ultima parte)

a) ACCION EJERCIDA ENTRE LAS PARTES. El C.C.P. dispone en su Art. 306: Se podrá anular el acto jurídico, cuando por la simulación se perjudica a un tercero o se persigue un fin ilícito. En tal caso “los autores de aquella” solo podrán ejercer entre sí la acción “para obtener la nulidad”, con arreglo a lo dispuesto por este Código sobre el enriquecimiento sin causa.


b) ACCION EJERCIDA POR TERCEROS: EL Art. 308 C.C.P. dispone:
Los terceros perjudicados por un acto simulado “tienen acción para demandar su anulación”, pero los “efectos de la sentencia” no afectarán la validez de los actos de administración o enajenación celebrados a título oneroso con otras personas de buena fe.-

Es decir: Cuando el “titular aparente” ha realizado actos de administración o enajenación a título oneroso, a terceros de buena fe, “los efectos de la sentencia declarativa de nulidad” no podrán alcanzar a aquellos actos.

- El Código Civil Paraguayo protege a los terceros de buena fe.
INOPONIBILIDAD:
Art. 309 C.C.P. dispone : “La simulación no podrá ser opuesta por los contratantes a los ACREEDORES del titular aparente que de buena fe hubieren realizado actos de ejecución sobre bienes que fueron objeto del contrato simulado. Los acreedores del que simulo la enajenación podrán impugnar el acto simulado que perjudique sus derechos.
PRESCRIPCIÓN:
La acción de simulación absoluta o relativa, intentada por las partes o por tercero, prescribe a los dos años.

El plazo correrá para los terceros, desde que tuvieron conocimiento del acto simulado; y para las partes, desde que “el aparente titular del derecho” intentare desconocer la situación. (sería la fecha de intimación para la devolución del bien dado simuladamente).
CASOS DE PRESUNCIONES DE SIMULACIÓN:
Falta de capacidad económica de quien figura como adquirente.
Precio vil, cuando el precio no guarda ninguna proporción con el valor real.
Reserva de usufructo vitalicio a favor del vendedor.
Ausencia de interés en la realización de un acto. Ej. Adquirir una finca que no representa ninguna utilidad para el comprador.-

CONCLUSIÓN:

La simulación en nuestro Código constituye pues un acto nulo o anulable, según fuere presumida por la ley, o el acto esté viciado de simulación. Conviene recordar que “la buena fe de los terceros” está protegida por nuestro Código Civil.

Ej. “A” vende simuladamente un inmueble a “B” y este le otorga un contradocumento; y “B” a su vez vende “a un tercer adquirente de buena fe”, ese acto será valido, pues el contradocumento solo producirá efecto entre las partes y el propietario original “A”, no tendrá derecho a la acción reipersecutoria y sí un crédito por daños y perjuicios emergentes del acto formalizado por B con el tercer adquirente de buena fe. (148 cc)

Ej. de Simulación relativa: La supuesta venta de la cosa por A, a B, cuando en realidad el acto es una “donación” encubierta, pero como A no tiene herederos forzosos, al disponer A de la totalidad de sus bienes, no habrá perjuicio legal para sus parientes y en consecuencia, ese acto no podrá ser anulado.-

Pero si simulo una DONACIÓN, haciéndolo aparecer como una VENTA, para eludir el pago de mi deuda, ese acto aparente configurará “una simulación absoluta y está sujeta a anulación”, siempre que “el tercero” sea cómplice del supuesto acto oneroso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada